Inicio»El Doblón»El verdadero costo de las mascotas

El verdadero costo de las mascotas

0
Compartido
Pinterest Google+

La decisión de tener una primera mascota o de comprar una más, implica en primer lugar una gran responsabilidad para quien así lo hace

Por: Arturo Maximiliano García.

Se trata de un ser vivo que requiere de cuidados y atenciones distintas a un capricho material, aunque a veces nos cuesta trabajo distinguir entre uno y otro.

Por otro lado también esta ligado a un compromiso de gasto fijo, ya que los animales comen, se enferman, se vacunan, implican dedicarles tiempo que a veces no tenemos y todo esto cuesta.

Son estas algunas de las razones por las que antes de dejarte llevar por un impulso o la ternura que te puede causar un cachorro o animal recién nacido, o quizá la exigencia de tus hijos por tener una mascota en casa, es que debes tener claro cuales serán tus compromisos y nuevos gastos en tu presupuesto que se sumarán al de tu propia comida, renta, gasolina, celular, internet y tantos otros que puede haber dentro de una persona o familia.

Tener una mascota también te puede implicar algunas ataduras, como por ejemplo el no poder tener largos viajes con la familia porque el animal requiere de alguien que se haga cargo de alimentarlo, pasearlo o simplemente cuidarlo. En algunos casos se ha optado por contratar las pensiones, que pueden ser una buena opción para no tener que viajar necesariamente con tus mascotas, pero que tendrá un costo por día o periodo de tiempo que lo dejes ahí.

Más aún hay quien piensa que es una mascota es un buen regalo, sin saber si la persona a quien se la damos tiene gusto, interés o paciencia para tener un animal en casa o incluso si está dispuesto a asumir precisamente los gastos de manutención que requiere cualquier animal, por lo que deberíamos pensar que quizá le estemos regalando un gasto fijo y que lo único que les “ahorramos” es el costo inicial que a la larga es quizá el menor.

Tener o dar una mascota requiere de alguien que diga sí, sí compro, sí regalo, o sí me la quedo, por eso es importante comentarte otras consecuencias del SÍ ACEPTO:

•-Alimento. A partir 2015 nuestros legisladores federales, al menos la mayoría, decidieron que el alimento para mascotas debería ser gravado con un IVA del 16%, lo que hace más caro mantener alimentado apropiadamente a un perro o un gato. Aun suponiendo que no compres este tipo de productos el animal tiene que comer algo y eso cuesta.
•-Destrucción del inmueble. ¿Estás dispuesto a encontrar tu sillón o camisa favorita hecha pedazos por rasgaduras o mordidas? Claro que las mascotas pueden ser educadas, obvio con el método correcto que debe excluir las patadas y otro tipo de golpes, pero dependiendo del animal que aceptemos o regalemos a nuestros hijos, suelen en el procesos de aprendizaje rasguñar o morder muebles, hacer alguna necesidad en tapetes, alfombras o colchas. Si los tienes en el jardín existen alguna posibilidad de que hagan destrozos en plantas y pasto. Tómalo como una probabilidad y acepta la posibilidad de los costos.
•-Limpieza. El tiempo es dinero dice el dicho. Bueno pues tener una mascota requiere en muchos casos por lo menos tomarse un tiempo para bañarla o contratar que se haga este servicio por un tercero. La caída de pelo es común, lo que implica más trabajo en casa de barrido por lo menos.
•-Esparcimiento. Pasear a un perro es un tema indispensable y la menor muestra de humanidad con tu mascota ya que principalmente los perros de cierto tamaño no deben estar en espacios reducidos ya que afecta su salud. Te puedes imaginar tú moviéndote gran parte de tu vida en un espacio reducido sin poder salir de él. Recuerda que esto implica tiempo y/o dinero.
•-La salud y el veterinario. Aunque hay quienes piensan que las mascotas sólo se vacunan y serán sanos toda la vida, estarías impresionado de la cantidad de cuidados y revisiones por parte del veterinario. Desde hongos hasta tumores, enfermedades en huesos o atenciones por accidentes.
•-No abones al problema. En México hay millones, si leíste bien, millones de perros callejeros producto de la irresponsabilidad y el descuido humano. No es sólo un tema de si sientes compasión por ellos sino que implica un gasto para la autoridad municipal, a la que pagas tus impuestos, ya que por lo menos se requiere de perrera municipal, camionetas con personal especializado en animales callejeros y que el departamento de limpieza trate de quitar, como si fuera posible, todo el excremento y la basura que generan los perros y gatos de la calle.
•-NO ACEPTES, NO REGALES!!!! Si no estas dispuesto a invertir este tiempo, cuidados y dinero en la mascota que te están regalando o no crees que la persona a la que le regalas, principalmente los niños, este dispuesta a hacer este esfuerzo lo más responsable y humano es NO regalar o aceptar un animal en propiedad.

Piensa en tu bolsillo y piensa con algo de humanidad antes, comprar, adoptar, regalar o aceptar una mascota. Si este artículo evita la compra de un solo cachorro en estas condiciones habrá valido la pena su publicación. Hay miles de otros regalos o entretenimientos para los niños o la familia que generan gusto y la misma sensación de felicidad sin las consecuencias tan lamentables que es el mal cuidado o abandono de un ser vivo.

Entrada anterior

Comienzan Jornadas de Empleo en municipios queretanos

Siguiente entrada

#EnCorto: Presentación de reglas de operación SAGARPA 2016

Ningun comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *